2016, el año de los cambios en la política local

/ Política
2016, el año de los cambios en la política local

El 2016, quedará grabado en la memoria de muchos como un año de escándalos y polémicas en la política local. Y parte del protagonismo en este aspecto se lo lleva el Partido Alianza Verde, que pasó de ser la nueva fuerza política en la región, a un partido dividido y peleado al interior. Por un lado el Alcalde Lara que en su primer año ya no cuenta con las mayorías en el Concejo, ni en su propia bancada. Primero se peleó con Mateo Trujillo, presidente este año de la corporación, y luego con Carlos Sterling y Felipe Hernández, quienes terminaron alejados de las decisiones del mandatario. Eso por su puesto impidió que no pudiera elegir un presidente del Concejo en 2017 de su cuerda política, y que se le hundieran iniciativas en la corporación. Allí también hay que hablar de la pelea entre David Cangrejo y Felipe Hernández con Mateo Trujillo, que le valió a los dos primeros ser detenidos unos meses por el delito de constreñimiento electoral, en un proceso que apenas comienza.

Nueva coalición
Esa división al interior del partido Verde, trajo consecuencias. Una, que el Alcalde perdiera control sobre las mayorías en el Concejo, fracturando las relaciones con los cabildantes. Debido a esto, se forjó una coalición que terminó definiendo la presidencia de la corporación para el 2017, integrada por 12 de los 19 concejales. Allí se eligió a Deiby Martínez como nuevo presidente, en contra de la voluntad del Alcalde, quien buscó que se eligiera a Dagoberto Gómez o a Leyla Rincón.


El fin de los indestronables
El 2016 también estuvo marcado por las pujas políticas para quedarse con dos de los pasteles más codiciados en la burocracia local. Los caciques políticos se pelearon cabeza a cabeza la Dirección de Comfamiliar Huila y la gerencia de Electrohuila, que tras muchos años bajo las mismas manos, cambiaron de jefes. En junio de este año, el Consejo Directivo de Comfamiliar eligió a Luis Miguel Losada, de la cuerda política del Gobernador Carlos Julio González, en la Dirección Ejecutiva. Ese mismo mes, fue elegido el reemplazo de Julio Gómez en la gerencia de Electrohuila, quien fue retirado del cargo en mayo de este año. Hernando Ruiz López, ex superintendente de Sociedades, de la línea política del senador Hernán Andrade, fue nombrado en el cargo.


El año de los nombramientos
Y si la mermelada alcanzó para Andrade y los González Villa, también debía alcanzar para Villalba, Chávarro y Géchem. Por ello en un hecho sin precedentes, tres huilenses fueron nombrados en los más importantes cargos del sector agrario, después del de Ministro de Agricultura. Luis Enrique Dussán, de la línea liberal, fue nombrado en la Gerencia del Banco Agrario; entre tanto Carlos Ramiro Chavarro, fue nombrado en la Presidencia de Finagro y Carlos Eduardo Géchem, hijo del exsenador Géchem, en la dirección de la Agencia para el Desarrollo Rural.


Trabajo en equipo en el Congreso
Este año también se destaca el trabajo articulado realizado por los congresistas del Huila, que les permitió sacar adelante grandes iniciativas para el departamento. Por ejemplo, la estampilla Pro Universidad Surcolombiana, cuyo monto de recaudo se logró extender de 30.000 millones a 300.000 millones de pesos, con lo que la Usco se podrá financiar. Y por otro lado, el proyecto del Bicentenario de Pitalito, que permitirá en el transcurso de los próximos años, asignar vía Gobierno nacional, recursos para financiar obras importantes para esta ciudad del sur del Huila.

 


Por: Andrés Felipe González Díaz.