Bullying Corporativo

/ Columnistas
Bullying Corporativo

En estos tiempos mucho se ha hablado del Bullying (o matoneo) en los colegios, generado diversos movimientos para proteger a nuestros niños de esta terrible práctica. Sin embrago, este fenómeno se presenta también cada día con mayor frecuencia en las empresas tanto públicas como privadas; seguramente producto de la carencia de valores y principios que cada vez son más escasos en la sociedad.

Para que se presente el Bullying corporativo, solo se necesita caer en desgracia con el jefe, por supuesto, de un mal jefe, ya que un buen director siempre se preocupará por sus colaboradores, y que este haga algún o algunos desplantes o desaires sobre usted o su función en público, es mala señal. En seguida, el matoneo empieza a parecer por parte del resto de los colaboradores cercanos a su jefe; haciendo buen uso del refrán popular, podríamos decir que “al caído caerle”.

El bullying empieza a crecer como una bola de nieve, no solo en número de colaboradores que atacan, si no ante cada actividad que usted realiza. Golpeando muy duro la autoestima y teniendo consecuencias tan graves como el Bullying en los menores, porqué ante tanta presión corporativa uno no solo puede llegar a pensar que un completo inepto, sino, también, cuestionarse sobre la razón de su existencia.

Todo lo anterior, con posibilidades de tomar decisiones muy, muy complicadas en el ámbito personal.

Si en algún momento usted se siente víctima del Bullying corporativo, mi recomendación es, pensar siempre en que es lo verdaderamente importante para usted como ser integral: La familia, los amigos, sus pasatiempos, y recordar siempre que “No vivimos para trabajar, trabajamos para vivir”. Siempre tiene que saber cuándo poner límites a sus jefes, y nunca dejar pisotear su dignidad. Recuerde que las posibilidades siempre serán infinitas afuera de la compañía en donde lo están maltratando.

La vida es bella y es solo un ratico, así que no la malgastemos con sufrimientos innecesarios.


Por: TV Sur.